Por qué es buen momento para invertir en España

¿Quiere saber por qué es buen momento para invertir en España? 

España se encuentra ahora en un magnífico momento para recibir inversiones, en especial si estas se enfocan en el mercado inmobiliario, pues hacía ya bastante tiempo que los indicadores económicos no eran tan positivos como ahora. Uno de los termómetros de la economía es la concesión de préstamos hipotecarios, que no ha dejado de aumentar, así como el índice de precios de viviendas en alza hasta niveles que no se veían desde el 2007.

paisaje barcelona sagrada familia ciudad edificios

Al considerar los posibles escenarios para realizar una inversión, España presenta uno de sus mejores momentos. He aquí algunas claves a considerar.

Inversiones inmobiliarias en territorio español

Dado que en este momento los precios de las viviendas e inmuebles están relativamente bajos, mientras que el tejido empresarial y el ámbito laboral están en plena recuperación, tras estudiar bien las posibilidades se debe tomar una decisión rápida, pues los precios comenzarán a subir. ¡Este es el momento de invertir!

Todas las posibilidades y opciones de inversión

Es vital sopesar todas las opciones y posibilidades, dependiendo de la capacidad económica y de la previsión de ingresos, para llevar a cabo el proceso de inversión con unos objetivos bien definidos. La pregunta clave es: ¿cuál es la operación que promete mejores beneficios a mi inversión?

dinero invertir monedas

Oportunidades

España ofrece excelentes oportunidades empresariales en sectores en expansión. Nuevas tecnologías de la comunicación, automoción, aeronáutica, medio ambiente y farmacéutico, químico y biotecnología son sólo algunos ejemplos.

Los inversores extranjeros pueden acceder a los interesantes incentivos fiscales que ofrecen las distintas administraciones para estimular la investigación, el desarrollo y la innovación. El papel de España como miembro notorio de la UE y destacada economía de la zona euro posibilita, además, el acceso a programas europeos de ayuda.

La economía española está entre las que plantean menos restricciones a la inversión extranjera directa.

Para tomar la decisión de iniciar una inversión fuera de las propias fronteras es necesario derribar ciertas barreras, y la más grande de todas es el desconocimiento del mercado que nos interesa, no sólo en referencia a la legislación sino también a las tradiciones y maneras de hacer las cosas que cada región tiene.

He aquí algunas ideas, a modo de pequeña guía, sobre algunos aspectos a los que debe prestar atención si decide invertir en ciudades españolas tales como Barcelona o Madrid:

  • Es mejor realizar inversiones que pueda «trasladar» a su país. Por ejemplo, en lugar de comprar para ir en contra del mercado europeo, obtendrá mejores rentabilidades combinando el conocimiento y los sistemas de gestión europeos adquiridos aplicados a su propio mercado.
  • No intente vender como se estila en su país de procedencia, debe hacerlo como se hace en el sitio donde desea invertir. Lo mejor es aceptar las «reglas del juego» locales, del mismo modo en que asume que quien invierta en su país debe adaptarse.
  • En Europa se desarrolla el mundo de la inversión desde hace muchísimo tiempo, producto de esta experiencia existen metodologías cuya eficiencia está ya sobradamente examinada y comprobada, por lo tanto, se aplican a cualquier negocio de manera sistemática, independientemente de la procedencia del inversor.
  • Es poco prudente confiar en cualquier rumor, informaciones que encuentre en Internet e incluso noticias de prensa en su país de origen, que pueden ser  poco acertadas. Lo mejor es encontrar un agente local que pueda asesorarle de forma correcta y certera, sobre el terreno, de manera que tenga una imagen clara y actualizada de la viabilidad de su proyecto, beneficios reales y posibles riesgos.
  • Aunque es verdad que el exceso de confianza puede acarrearle importantes pérdidas, si desconfía demasiado no concretará el negocio adecuado. 
  • Es importante que defina bien su propio proyecto y sea capaz de explicarlo con claridad a su representante o agente local, de manera que las acciones y estrategias de ambos estén coordinadas para atrapar al vuelo las oportunidades en el momento adecuado dentro del plan establecido.

Creer que existen inversiones con riesgo cero es una fantasía... toda inversión está asociada a un riesgo, de manera que su objetivo —y el de su asesor en España— es minimizar riesgos y maximizar la rentabilidad de su inversión. Las inversiones extranjeras en España son muy bien recibidas sin que tenga relevancia la procedencia de los inversionistas.

Si desea ampliar esta información, o hacer alguna consulta sobre una idea de negocio o inversión, contáctenos en info@zoharabogados.